La mujer sobrevive al cáncer de mama “irreversible” después de la ruptura de la inmunoterapia.

La mujer sobrevive al cáncer de mama “irreversible” después de la ruptura de la inmunoterapia.

 

Una mujer de 52 años de Florida ha hecho historia después de que su cáncer de mama metastásico avanzado fue completamente tratado usando una forma de inmunoterapia personalizada que anteriormente se pensaba que estaba “fuera de los límites” para su tipo de tumor.

Como es común con el cáncer de mama, Judy Perkins se había recuperado de una neoplasia maligna primaria solo para que su cáncer regresara, de forma más agresiva, 10 años después. Después de que ella no respondió a múltiples terapias, Perkins, plagada de lesiones del tamaño de una pelota de tenis en todo el cuerpo y enfrentando un diagnóstico terminal, se inscribió en un ensayo de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) para adaptar un enfoque conocido, llamado autólogo. linfocitos infiltrantes de tumor (TIL), a nuevos cánceres.

Este paradigma de tratamiento personalizado consiste en extraer células inmunitarias, típicamente células T, desde dentro o cerca de cada tumor del paciente. Estas células activadas están tratando de identificar y destruir las células cancerosas, pero son ineficaces contra la enfermedad por sí mismas. Entonces, usando varios métodos de análisis genéticos y de proteínas, los médicos clasifican a través de las células que buscan muestras que se han programado para reconocer proteínas mutadas que son producidas por células cancerosas pero no por células sanas. Se ha demostrado que la infusión de grandes cultivos de estos TIL dirigidos al paciente es bastante exitosa en el tratamiento de varios tipos de cáncer en los que las células soportan un gran número de proteínas mutadas. Muchos de los cánceres más comunes no entran en esta categoría.

Sin embargo, gracias a los avances recientes en la secuenciación de ADN y ARN y las técnicas de clasificación antes mencionadas, se ha vuelto más fácil para los investigadores examinar el genoma completo de las células tumorales y encontrar TIL capaces de reconocer el pequeño puñado de proteínas específicas de tumores presentes, estimulando un nuevo ola de ensayos clínicos como el actual en el NIH.

Según NPR, el equipo ha tratado a 45 pacientes en total con una variedad de cánceres metastásicos en etapa IV. Siete han respondido hasta ahora.

El caso del paciente 4136, también conocido como Ms Perkins, representa un gran avance. Como se describe en su informe y en un editorial acompañante en la revista Nature, su población de células T con infiltración tumoral contenía una línea que era reactiva contra solo cuatro proteínas mutantes producidas por sus células de cáncer de mama. Al igual que otros protocolos de TIL, otros glóbulos blancos de Perkins fueron eliminados antes de la infusión y recibió una alta dosis de una molécula de señalización llamada interleucina 2 para alentar a la línea especial TIL a tomar el control y expandirse por todo su cuerpo.

Pero, por primera vez, el protocolo NIH administró los TIL junto con otro medicamento de terapia inmunológica, pembrolizumab. Al igual que otros “inhibidores del punto de control”, pembrolizumab suprime una proteína que impide que las defensas del cuerpo ataquen el propio tejido, un mecanismo que normalmente bloquea las reacciones autoinmunes, pero en el caso de los tumores protege involuntariamente las células cancerosas.

Cuarenta y dos semanas después de la transferencia de TIL y las infusiones de pembrolizumab posteriores, las lesiones de Perkins desaparecieron y ella ha permanecido libre de cáncer durante tres años y cuenta: “una respuesta sin precedentes en dicho cáncer de mama avanzado”, indica el documento.

Estas tomografías computarizadas tomadas antes de la infusión de TIL y 22 meses después muestran que las lesiones cancerosas diseminadas (flechas amarillas) han desaparecido. Zacharakis et al./Nature, 2018
“Toda su enfermedad detectable ha desaparecido. Es notable”, dijo el autor Steven Rosenberg a NPR.

Señala, sin embargo, que se debe hacer mucho más trabajo antes de que la historia de Perkins se convierta en la norma.

“¿Está listo para el horario estelar de hoy? No. ¿Podemos hacerlo en la mayoría de los pacientes hoy? No.”

A pesar del largo camino por recorrer, Laszlo G. Radvanyi, un experto en terapia de células T del Instituto de Ontario para la Investigación del Cáncer y autor del editorial, afirma que los hallazgos demuestran que “ahora estamos en la cúspide de una gran revolución para finalmente darnos cuenta el objetivo escurridizo de poder atacar la plétora de mutaciones en el cáncer a través de la inmunoterapia “.

Fuente: http://www.iflscience.com